AL LADO DE UN GRAN HOMBRE SIEMPRE HABRA UNA GRAN MUJER ( Espero dar la medida )

AL LADO DE UN GRAN HOMBRE SIEMPRE HABRA UNA GRAN MUJER   ( Espero dar la medida )
La Gloria de mi Espiritu ( Lo mejor de Mi )

martes, 21 de febrero de 2006

PARA TOCAR MI CIELO

-. En las escrituras se halla toda la verdad escrita, se encuentra, por así decirlo, como grandes puertas, disimuladas ventanas o pasadizos, vistos solo por los que los buscan, a través de los cuales o tales "aberturas", se puede acceder a verdades ocultas a los ojos comunes. Cuando el Señor hace escribir una verdad principal: "…La verdad está escrita en los Registros Sagrados…", nos está dando la llave, la cual podemos recibir con una fe primaria. Dicha fe es la que nos impulsa a un "deseo de creer" y decidimos hacer el experimento. Esta verdad existe por sí sola, porque al hacer cada individuo la prueba individual, dicha fe testifica por ella misma. Ahora pasemos a otro aspecto del camino a la perfección divina: La revelación. En Santiago 1:5-6, nos da en forma breve pero clara, el método o llave para tener acceso al canal que comunica al hombre con el cielo. Dice: "…El Señor da a todos abundantemente y sin reproches; pero pida con fe, no dudando en nada". El primer análisis de esta "verdad-puerta" es el que nos lleva a desear tener una respuesta clara, audible, inconfundible. Bien, hagamos la prueba pero recordemos que la señal será tan perceptible como nuestro corazón lo permita. Si no recibimos nada es un claro síntoma de que nos falta todavía en nuestra tarea de limar nuestras dudas. Uno puede creer con una firme convicción y un grande deseo de recibir respuesta, pero… en un instante duda. El Señor le dijo a Pedro: "…Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?". Eliminar de la oración el instante de dudas es una tarea que requiere de mucha práctica.-




Hercules A . Palermo

LAS PALABRAS

-------------------

Las palabras son la
armoniosa suma de dos sonidos y
un silencio. Los sonidos son la suave
alteración del silencio dividido en partes
iguales. Entonces, las palabras
son la obra arquitectónica de los sentimientos,
son el vínculo que asegura o
son el detonador que separa. Las palabras son manos
invisibles que ayudan,
acarician, secan lágrimas, abrazan, besan y tocan
suavemente el corazón.
Pero así también las palabras son las que, como manos
invisibles, pero
reales, ofenden, golpean, arrancan lágrimas, dañan y tienden
trampa. Por
eso, debemos refrenar la lengua cuando la ira como mano invisible
pero
eficaz, trata de moverla para hacer el mal. Pero debemos tratar de aprender
a hablar y usar las palabras como una sofisticada herramienta que abre
corazones, ilumina mentes, pone a trabajar espíritus dormidos y en ocasiones
llegan a dar vida en muchos casos y en distintas formas. Barriletes Todo
hombre
que fue niño debió haber remontado un barrilete en su vida. Hay
muchas cosas que
un hijo debe aprender directamente de su padre: aprender a
pescar, a nadar, a
sembrar, a asearse, a escribir, a sumar, a comer y a
caminar. La madre le enseña
al niño a hablar, el padre a conversar. La madre
le enseña a caminar, pero el
padre le enseñará a correr; de su madre
recibirá el reproche, de su padre la
disciplina; su madre le enseñará a
reír, pero su papá le enseñará el respeto por
el dolor ajeno. Cuando su
madre le enseñe a lavarse la cara, su padre le habrá
enseñado antes, a
lavarse las manos; porque cuando la gente mire en el a un
hombre, honesto
por su mirada franca, todos sabrán también que su mano es
realmente un
símbolo de amistad. Por eso es que si un hombre alguna vez remontó
un
barrilete casero con su hijo, le habrá dado en ese simple acto la enseñanza
simbólica más práctica y duradera que un padre pude dar a su hijo. Porque le
habrá enseñado que se puede fabricar un estandarte de libertad para que
todos lo
vean, y que así como ese barrilete, con su sencillez, puede ser
libre e ir tan
alto como se lo permitamos. Es eso la libertad, no hay
libertad sin disciplina
ni poder sin respeto por el prójimo, ni autoridad
sin ejercer justicia, todo en
el hombre interior es comandado por el fino
hilo de la verdad puesta por
obra.

.

.

Hercules Antonio Palermo

EL HOMBRE DUAL

El hombre natural es enemigo de las cosas
que pertenecen al espíritu. El hombre natural convive en el cuerpo y es más
dueño de éste que otro; el hombre espiritual. Quizás el hombre neutral es
básicamente espiritual o tiene tendencia a las cosas espirituales, existe una
marcada tendencia en la mayoría de la gente a hacer de acuerdo al espíritu de
Cristo y esta actitud se convierte en la sociedad, en sentido común, o sea, en
el sentido común de la mayoría. De allí que el corazón de las personas actúa en
base a: - Lo que siente; - Lo que ve hacer a la mayoría; - Lo que se retiene de
hacer por temor al castigo que conllevaría su acto. Ahora podemos preguntar:
¿qué o cuánto queda del hombre natural en este escenario restringido?. Bien, el
hombre natural es enemigo de Dios, porque el objetivo de sus actos no lleva al
hombre-espíritu de nuevo a la presencia de Dios, el hombre natural vive por el
mismo y existe en un nivel animal, aunque en un aspecto llega a ser
autodestructivo, por su gran inteligencia, albedrío y razonamiento. Este hombre
natural es más dueño del cuerpo que el hombre espiritual, por eso es que le es
tan fácil doblegar e imponer sus condiciones al hombre espiritual. Ya podemos
adelantar entonces que, aun más allá de un convenio con Dios, amén del
conocimiento y testimonio de un futuro Reino Espiritual, el hombre todavía
deberá convivir con el hombre natural en el mismo cuerpo. Algo trascendental en
la lucha que mantienen ambos individuos por dominar en la característica, tiempo
y naturaleza de los actos, es el conocimiento de cómo trabaja la psiquis dentro
del ser, para ubicar las razones que dan cabida a los diversos actos. Primer
Ejemplo: (El hombre quiere vivir en paz y feliz). Hombre Común: para ello actúa
en consecuencia y desarrolla una tarea rentable y busca su lugar en la sociedad.
En su trabajo encuentra oportunidades de obtener ganancias extras fáciles pero
mal habidas. El hombre natural le razonará: "Es para tu bien, y es mejor para
acceder a suplir tus necesidades". "El pago escaso lo justifica…". "No hay mal
en esto (SIGUE.....)

APRENDIENDO A VOLAR




-.El aguijón en la carne consiste en la conciencia natural de que el cuerpo físico debe morir. Cuando el hombre busca a Dios y se entrega a él en intención y en propósito, ganando así una certeza de que él existe, la fe en la otra vida y la nueva conciencia de que se está preparado o no en camino correcto hacia allá, hace que el aguijón de la carne, que es la muerte física, sea absorbido en la esperanza en Cristo. Así la persona se eleva a su concepto de vida y todo converge hacia él en virtud del Conocimiento Superior.-

--------------------------------------------------------------


Cómo volar 24-05-98 El hombre y la mujer aprenden a volar después de los 40 años. El viejo sueño del hombre, de llegar a volar, se hace realidad en un sentido figurado. Cuando el hombre y la mujer han vivido juntos muchos años, tienen la experiencia para iniciar juntos el vuelo. Primero ensayan aquí en la tierra. Solo deben tomarse de la mano una noche cualquiera, y mirar el cielo juntos, y en algún momento cerrar los ojos con la plena conciencia de que está todo hecho aquí en la tierra como matrimonio. Están listos para abrir sus brazos sin soltarse las manos y…volar, sintiendo que arrastran al mundo como un águila con su presa.


.
.
.
Hercules Antonio Palermo

CON UNA EXCLAMACION

Hoy una palabra significó tanto en mi vida, porque concebí en mi corazón la palabra amor; y en mi embriaguez de asombro, bajé el volumen de la radio para copiar fielmente lo que me venía desde adentro. Vi entonces que había gente que, esperando las cosas que no se ven, caminaron a tientas hasta cabalgar por último sobre esa palabra hasta más allá. Sentí que un ser humano sentado solitariamente en una silla, en aquel gran salón, rodeado de himno pero no de amor, quizás sintiéndose tan poca cosa como para que nadie le dedique una mirada, sintiéndose tan importante al grado de que nadie se atreve a sentarse a su lado y compartir un solo himnario aunque haya muchos al alcance de la mano, ese Hijo de Dios está solo. Aun recuerdo aquella vez en una solitaria terminal alguien que musitaba al teléfono aquellas palabra .. y luego de haber recibido la mala noticia se alejó corriendo y llorando. La música sigue, los oradores hablan, los sacerdotes escuchan solemnemente, las mujeres acomodan algo en sus carteras, los niños molestan y se molestan, inquietos y somnolientos hasta que llego la largada, la gente salio en estampida directo a sus casas..y el hombre solitario...se alejo asi como llego, sin saludos ni aplausos
diciendo: Oh,Dios..! Dios Donde estas...?

.
.
.
Hercules Antonio Palermo