AL LADO DE UN GRAN HOMBRE SIEMPRE HABRA UNA GRAN MUJER ( Espero dar la medida )

AL LADO DE UN GRAN HOMBRE SIEMPRE HABRA UNA GRAN MUJER   ( Espero dar la medida )
La Gloria de mi Espiritu ( Lo mejor de Mi )

miércoles, 3 de septiembre de 2008

El Arbol de la Vida ( 3 )

Ley Natural… y Eterna

02-04-95

Todas las cosas fueron creadas primero en su forma espiritual y luego en la material, lo cual implica el principio de todas las cosas y su trazado de vida.

Las cosas son por lo que hacen y hacen según la medida de su creación o la intención del que las utiliza, pero cada cosa es, primero espiritual, luego material y después, nuevamente, espiritual.

Los grandes descubrimientos, los inventos, la alta tecnología, son cosas que llegaron a la mente y al corazón del hombre por inspiración o revelación de Dios, por lo tanto son buenas (a veces el uso hace parecerlas malas), pero son cosas que están preparadas primero en forma espiritual, así como nuestra propia vida. Hubo hombres inspirados que les fue dado concebir en su intelecto, ideas de cosas que estaban en los estantes de lo espiritual, pero la época, que no era propicia porque todo el entorno se negaba a acompañar la materialización del invento o idea, entonces el hecho se convertía en cosa de la fantasía o de la ficción o simplemente era absorbida en el olvido.

A tales seres les llamamos genios o elegidos. ¿Cómo analizar esto? ¿La naturaleza se equivocó al dar algo fuera de época?.

…No, solo que el ser humano es dueño y señor de lo que fabrica y es para su vida el mérito de realizarlo. Es una necesidad el hecho de extraer a la luz todo lo que tiene dentro. Es un hecho natural. Todo lo que está sobre la tierra tiene la tendencia de prolongarse en el DAR, mucho más allá de que lo que da sea aprovechado o no. Hay árboles que dan su fruto y dicho fruto madura y luego cae a tierra, así descomponiéndose vuelve y pasa a otro estado. Nadie vio el fruto caer, nadie esperó que madurara, nadie lo deseó, nadie cultivó el árbol, nadie lo regó; pero éste cumplió con la medida de su creación.

Meditad…

02-05-95

"Por mirar a través del pequeñísimo agujero, único orificio por donde se filtraba la luz indirecta del sol a ese cuarto en penumbra en donde yo estaba meditando, … vi la vida toda como si fuera un antiguo manuscrito en idioma desconocido en el que yo veía los caracteres como si fuese yo mismo el que los estaba escribiendo por lo que sabía, lo que significaban y sabía lo que pensaba y sentía el que los escribió".

El gobernante de la materia

24-05-95

Cuando el hombre mato por primera vez al hombre, la tierra sufrió un retraso en su giro de un cuarto de vuelta.

No hubo noche cuando nació el hombre,

No hubo día en el que no muriera,

No hubo hora en la que no sufriera, ni habrá alegrías que le sobre.

Porque, así como vive, así muere, como obra, así siente, como siente, así piensa, y como piensa, así es él en su corazón.

El tigre nace con garras, pero no las levanta contra su Padre. El hombre sí.

El tigre mata para comer y elige su presa quedando su elección en armonía con la naturaleza. El hombre no.

El tigre bebe el agua, el hombre la ensucia.

El tigre busca su alimento, el hombre lo roba.

Pero, el hombre tiene ese algo, que convierte el grito en llanto o en canciones; las herramientas de trabajo en armas; el alimento en veneno; el veneno en antídoto; la basura en materia prima.

Sí, tiene la inteligencia para dar forma a las cosas y dominar los elementos, y el libre albedrío para sembrar o destruir.

…Por sentirse vivo…( Historia )

07-06-95

"Érase una vez un hombre que buscando oro en su terreno, hizo un pozo profundo, en el que trabajaba todos las noches y utilizando todo el tiempo que podía.

Él decía que, en lugar de decir ante una pregunta: "No…porque no!", él decía "¿Por qué no?, así que dijo:

Si hay algo oculto lo descubriré y sin hacer caso a 99 voces que le decían "porque no!", él se puso a trabajar buscando muy abajo lo que otros esperaban obtener de arriba. Él decía: muchos pozos petroleros se han cavado luego de cálculos y mediciones, y no en todos se encontró lo buscado, muchas vidas se terminaron en la fiebre de buscar oro sin hallarlo, y muchos descubrimientos se lograron por casualidad, excavando un pozo negro, o una zanja para fundar un edificio.

Bien así que se puso a cavar ante el escepticismo de todos, salvo de uno. Cuando ya no pudo tirar la tierra hacia fuera por sí mismo, le pidió a su mejor amigo que le ayudara.

Pasando los días comenzó a experimentar el cansancio y la frustración de no encontrar nada. Cada vez que salía del pozo después de una dura tarea de a veces horas, se encontraba con la dura realidad de la superficie, el rostro angustiado de su esposa la mirada curiosa e inocente de sus hijos, la conciencia de que debe descansar y volver al trabajo del día por un magro sueldo.

Los días pasaron y las frustraciones no, encontró piedras grandes, pesadas y burlonas, encontró gruesas raíces que tuvo que cortar con desafilada paciencia, encontró zonas de tal dureza que le parecían lápidas con su nombre, pero prosiguió.

Una vez llovió y el pozo se llenó de agua, no pudo excavar y pensó que era una buena razón para abandonar su loco propósito, pero la lluvia pasó, el pozo se secó y cuando el barro lo permitió ingresó nuevamente en la tierra y prosiguió.

La tierra dura del fondo se había ablandado y ese día faltó al empleo para cavar antes que quizás la tierra vuelva a secarse.

El aire viciado y húmedo comenzó a hacer su efecto, pero cada vez que pensaba en abandonar una idea venía a su mente: si había comenzado algo tan osado tenía que terminar de alguna forma más decorosa y no solo porque lo invadió el desánimo.

Pero la forma ideal no llegaba y mientras tanto sacaba tierra, piedras, raíces… y valores aun no reconocidos.

Nuevamente las 99 voces diciéndole día a día que allí abajo estaba perdiendo el tiempo y que nada iba a encontrar.

Un día, no el mejor, sucedió el milagro. Había cavado poco, un principio de bronquitis lo doblaba de tanto en tanto, en una tos que le parecía tan inútil como sus esfuerzos. Pero ese día y con varias dificultades en la superficie y mucha frustración dentro del pozo dijo "basta".

Pero sucedió algo, fue esa costumbre que tienen muchas personas que tienden a ordenar las cosas en una simetría obsesiva como corregir un cuadro un poco, colocar la silla contra la pared o en armonía con la mesa, aunque esta no sea tarea obligada, es como un tic nervioso.

Bueno, él, luego de tomar aliento y verificar que no quedara ninguna herramienta dentro del pozo, al que había decidido abandonar, vio algo que activó ese "tic" psíquico; era un ligero promontorio que sobresalía del fondo y que había postergados unos minutos antes por su dureza.

Y claro, quien sabe que fue lo que sucedió en él, que en dos o tres golpes de pico sacó y no se desmenuzó como la tierra ni se deshizo como la tosca, solo sonó a piedra y listo, ahora si, tomó sus herramientas y ese último trozo de oposición, y gateando salió del pozo. Su amigo lo esperaba afuera y luego de ayudarlo a subir le dijo:

"Mira, creo que ya no podré venir a ayudarte tan seguido…", "No te preocupes, no bajaré ya más", y tirando a un lado la piedra, guardó las herramientas y se fue bañar. Cuando entró a su casa la esposa le dijo que esto estaba yendo demasiado lejos, que de esta forma hasta estaba descuidando sus deberes principales como jefe de familia, etc.

A la mañana siguiente llovió, y llovió todo el día, el pozo se llenó y siguió lloviendo fuerte. Cuando por fin la lluvia paró, el hombre salió fuera de la casa y se acercó a la zona del que antes había sido su "locura" o su hobbie, solo quedaba un oscuro y barroso hueco. Casi toda la tierra que había sacado semanas antes, se había deslizado dentro del túnel por la acción del agua; pero observó que la piedra que había sacado la última vez estaba aun allí y se había lavado con la lluvia. La llevó dentro de su casa atraído por la curiosidad de su forma; dentro de la pileta del lavadero la lavó con cepillo y abundante agua hasta que quedó reluciente. Pensó en usarla como pisapapeles en su escritorio.

Cuando llegó su amigo con su esposa a almorzar, el domingo, hablaron de muchas cosas y le mostró a ambos, casi con tono de ironía, "el único tesoro" después de tanto sacrificio. El amigo sonrió y observó la piedra, su esposa observó también la piedra, pero no sonrió. Ella, autorizada por sus años y sus logros como geóloga, dijo: "¿A cuántos metros de profundidad encontraste esta piedra?",

"Y… serán como diecisiete más o menos", "¡Mmmmm!", dijo ella, "Creo que, si lo que me parece a simple vista es cierto, estamos ante uno de los misterios más grandes de la zona, al menos", "Explícate", "Bien, esta piedra es del mismo tipo del que se usó para la construcción del apuntalado de túneles, encontrados en excavaciones que se hicieron en Córdoba. Pero por la distancia que existe de la escena histórica de los hechos (30 Km. aproximadamente), esto es un enigma.

Siempre se habló de un túnel que unía Alta Gracia con Córdoba, pero se creyó que solo era fábula. Pero esta piedra está trabajada por hombre, es un trozo de otras mucho mayores. Además, por la profundidad que la hallaste, no puede haber sido trasladada en movimientos propios de la posterior construcción de la ciudad. Pero para más seguridad te pido que me la prestes para analizarla en la universidad con otros colegas".

Cuando la piedra fue analizada arrojó resultados sorprendentes que dieron lugar a una serie de controversias y teorías, discusión o intercambio de opiniones entre científicos de varias ramas: zoólogos, paleontólogos, geógrafos, geólogos, etc., porque las pruebas dieron que la piedra pertenecía, con sus talladuras, a una época de más de 1500 años de antigüedad, lo cual superaba la tesis de que se tratara de trabajo jesuita.

La investigación habría las puertas a una nueva pregunta: "¿Hubo civilización en esta zona anterior a los Jesuitas?". Y esta pregunta daba paso a otra: "¿Cuán confiable es nuestro método para calcular la edad de las cosas?".

Bien, pero como dije, es tema para otra historia.

El asunto es que al poco tiempo llegó a la casa de este hombre, todo un Comité Gubernamental, afectado a la Cartera de Cultura Nacional y como punto final le ofrecieron al hombre una fuerte suma de dinero por su casa, más un buen porcentaje por el hallazgo, y la casa y terreno fueron declarados Patrimonio Nacional.

Este hombre invirtió muy bien su pequeña fortuna y fue feliz como todo final de cuento; pero lo que yo quiero rescatar de esta historia es que:

1) Este hombre como cualquier otro tenía sueños, unos razonalmente alcanzables, y otros casi en la ficción de la imaginación creadora de quimeras. Pero ¿Cuál fue la diferencia?. Él puso manos a la obra, no porque era fácil, sino que creyó en lo que sentía.

2) Fomentó la perseverancia en la oposición en la que todos o casi todos le decían "No", él se decía "¿Por qué no?".

3) Se esforzó al límite de sus fuerzas naturales y cuando encontró obstáculos los sacó del pozo y volvió a entrar por más.

4) Su convicción era que no se había decretado en los cielos ni en la tierra su fracaso, porque lógicamente, aun no había concluido su cometido.

5) Por último se encontró con el éxito material por un lado, el cual le llegó por añadidura, porque su verdadero logro fue poner a prueba su carácter, paciencia, trabajo, esfuerzo, perseverancia, sacrificio, etc. de esta manera el éxito fue como un pequeño imán que solo movería pequeños objetos metálicos, cuando él se acerca lo suficiente, no antes.

Muchas veces dejamos de esforzarnos cuando estamos a un par de paladas del éxito. El éxito es alcanzable, solo que cuando nos sentimos cansados, deprimidos, derrotados, sin fuerzas, desanimados, solo debemos tomar aliento y dar un par de furiosos golpes más y luego tomar aliento y seguir trabajando en ello.

Replantearnos formas, métodos, pasos a seguir con nuevas herramientas, pero nunca abandonar, porque si la idea salió nuestro corazón para bien, sencillamente… es alcanzable.

17-06-95




¿Aburrido? Ingresá ya y divertite como nunca en MSN Juegos. MSN Juegos

No hay comentarios.: